Home

guerrilla girls

 

En 1984 el MoMA de Nueva York inaugura An International Survey of Painting and Sculpture, una exposición colectiva que intentaba presentar lo más significativo del arte contemporáneo del momento. De los 169 artistas participantes sólo 13 eran mujeres, algo que activó las alarmas de un grupo de mujeres que se manifestaron a las puertas del museo y que, poco después, fundaron el colectivo artístico feminista Guerrilla Girls. Comenzaron su andadura diseñando pósters cargados de reivindicaciones que pegaban por las calle de manera clandestina. De eso hace ya treinta años, hoy pasean sus proclamas por el mundo entero y MataderoMadrid les dedica una exposición retrospectiva.  

¿Ha cambiado mucho el panorama desde 1985?

La cosa está ahora mejor para las mujeres y los artistas de color pero tampoco te vayas a creer que es la panacea. A día de hoy no queda nada bien que en una exposición de una galería o de un museo estos colectivos no estemos representados, pero sigue existiendo un techo de cristal invisible que frena el ascenso, sin olvidarnos de las diferencias salariales.

¿Cómo ha sido la evolución de vuestro colectivo?

A lo largo de estos años hemos formado parte de las Guerrilla Girls más de sesenta mujeres. Una veces más y otras menos. Pero siempre ha reinado la diversidad de edad, etnia, orientación sexual y grado de éxito dentro del art statement. Al principio teníamos a mucha gente en nuestra contra y ahora casi todos nos aceptan (y muchos hasta nos idolatran). Definitivamente la vida da muchas vueltas y nosotras nos hemos encargado de mantener nuestras críticas bien afiladas.

¿Y qué cambios ha habido en vuestro trabajo?  

Ahora utilizamos Internet para estar en contacto con miles de artistas, feministas y activistas de todos los rincones del planeta. Ellos son nuestro verdadero público, y no ese pequeño grupo de galeristas y coleccionistas que controlan los museos. Lo más curioso es que muchas instituciones a las que previamente hemos criticado nos invitan después a hacer proyectos. Esto resulta complicado a veces pero normalmente encontramos la manera de hacerlo sin perder nuestra posición crítica. El anonimato ayuda, así como toda esa buena gente que trabaja desde dentro de las propias instituciones para cambiarlas. Conectamos con ellos.

Y esa libertad la conseguís, en parte, gracias a las máscaras de gorila con las que siempre os mostráis en público…

Trabajamos con las limitaciones propias de nuestros contextos pero las máscaras nos dan la libertad de decir lo que pensamos sin miedo a posibles represalias. Nuestras identidades individuales son desconocidas. Las máscaras son un ingrediente fundamental de nuestro éxito. ¡Y son tan bonitas!

En el ultimo año habéis hecho dos exposiciones retrospectivas en España, una en AlhóndigaBilbao y la otra en MataderoMadrid, ¿Qué diferencias encontráis entre la escena artística española y la norteamericana?

En España está regulado que los programas culturales reflejen la igualdad de género. En Estados Unidos no tenemos nada parecido. Aquí tenéis el reto de conseguir que se cumpla, mientras que en Estados Unidos sólo nos queda volvernos activistas para presionar a las instituciones, una por una, para que diversifiquen.

Muchos de vuestros trabajos parten de estadísticas que elaboráis a partir de investigaciones, como por ejemplo cuando contasteis el número de mujeres artistas que estaban expuestas en la sección de arte contemporáneo del Metropolitan Museum en contraste con el número de desnudos femenino. ¿Cómo es vuestro proceso creativo?

Le damos muchas vueltas a algo hasta que encontramos una manera especial de verlo. Nos encanta cambiar el punto de vista de personas que normalmente no estarían de acuerdo con nosotras. Uno de nuestros trucos es hacerles reír. ¡Eso es como un gancho de derecha que va directo a sus cerebros! Suele funcionarnos muy bien hacer preguntas y declaraciones escandalosas que van respaldadas con datos reales.spaldados con on informacirrros e nuestros trucos es hacerles reir.iosa que tienen que hacer que funcione.los.o que a veces nos informacuió in

¿En qué proyectos estáis trabajando ahora mismo?

Estamos planeando varios eventos para nuestro treinta cumpleaños y una exposición pop-up en algún lugar de Nueva York. También tenemos en marcha un conjunto de proyectos en Minneapolis para 2015-2016 y queremos crear una red internacional online de activistas feministas de todo el mundo donde intercambiar ideas, estrategias y darnos apoyo.

¿Y después?

Pues nos encantaría que nuestra expo retrospectiva siguiera viajando y se pudiera visitar cada vez en algún lugar nuevo del mundo. ¡Andamos siempre planeando más cosas… más humor, más pieles falsas, más problemas!


Entrevista original publicada en El Libro azul del arte emergente – El Duende #147, marzo – abril, 2015. Ooops this article is not available in English yet, sorry! But if you are looking forward to reading it please let me know at Luisa Espino and I’ll hurry up!

Anuncios