Home

Rafael Alberti, en “Balada para los poetas andaluces de hoy”, publicado en Ora marítima seguida de baladas y canciones del Paraná (1953), se hacía una serie de preguntas sobre los poetas andaluces de entonces: ¿qué cantan, qué miran, qué sienten? Posteriormente, el grupo musical Aguaviva, en 1969, realizó una canción con este poema que gozó de una amplia difusión en los últimos años del franquismo. Partiendo de ambos casos, de nuevo ahora, modificando levemente las preguntas y sustituyendo poetas por artistas, parece necesario interrogarse sobre qué pensar y qué sentir en un contexto difícil, de crisis y en transformación. O bien, sintetizando, interpelar sobre las posibilidades de acción y reflexión que pudiera tener el arte contemporáneo, el que se produce en nuestro tiempo y en nuestro espacio común. Si la poesía (el arte) fue un arma cargada de futuro -como escribió Gabriel Celaya también en los años 50 del siglo XX-, puede que ahora le corresponda una labor de resistencia, no sólo política, sino también estética.

¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces de ahora? Esta es la pregunta que se han hecho así mismos los comisarios y, a su vez, los diez artistas participantes en la muestra. Estos últimos nacidos a partir de 1980, todos andaluces o con residencia en esta comunidad. La cuestión se hace en un momento de cambio político y social, en el que parece haber síntomas de consciencia por parte de la ciudadanía, que bien pudiera sentir la necesidad de desempeñar un papel protagonista.

¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces de ahora?

Gloria Martín, Almacén, 2016. Pintura

Todos los proyectos que aquí se presentan han sido producidos expresamente para la exposición. Julia Llerena (Sevilla, 1985) y Cristina Mejías (Jerez de la Frontera, 1986) utilizan el video como soporte para reflexionar sobre algunas cuestiones como el acceso a la vivienda y la comunicación, presentadas aquí de manera alegórica bajo las metáforas del cielo estrellado y la doma de caballos, respectivamente. Valiéndose de Internet, tanto Jose Iglesias Gª-Arenal (Ma- drid, 1991) como José Jurado (Córdoba, 1984) nos hablan de la periferia, este último a través de un trabajo colaborativo en el que recoge opiniones de integrantes de la comunidad de creadores andaluces. Lo colectivo es también muy importante en la obra de Daniel Silvo (Cádiz, 1982) quien ha convertido una de las salas del CAAC en lugar de trabajo y espacio de convivencia para otros nueve jóvenes artistas. Por su parte, Javier Artero (Melilla, 1989), Leonor Serrano Rivas (Málaga, 1986), Fuentesal&Arenillas (Huelva, 1986 y Cádiz, 1989) y Gloria Martín (Sevilla, 1980) han trabajado de manera específica con el espacio. Los dos primeros, creando un suerte de escenografía en la que es el espectador quien produce la activación definitiva de las obras. Leonor se relaciona más con la propia arquitectura del lugar mientras que Artero plantea la cuestión de los antagonismos a través de un video en el que recoge fragmentos de acontecimientos vividos en un paseo. Mientras, la instalación de Fuentesal&Arenillas dialoga con el contexto físico, social y emocional en el que se inscribe. Por último, Gloria Martín indaga con su pintura en los invisibles espacios de almacenaje de este museo, memoria semioculta de los avatares de la política artística en Andalucía.

///

Rafael Alberti, in “Ballad for the Andalusian poets of today,” published in Ora maritime followed by the ballads and songs of the Paraná (1953), asked a series of questions about Andalusian poets: What do they sing, what do they see, what do they feel? Subsequently, the musical group Aguaviva created a song in 1969 that enjoyed widespread popularity during the last years of the Franco dictatorship. Looking at both the poem and the song now, changing the questions slightly and substituting poets for artists, it seems we would have to wonder what to think and what to feel in a difficult situation of crisis and transformation. Or, in other words, to explore the potential for action and reflection that the contemporary art produced in our time and in our shared space has. If poetry (art) were a weapon loaded with future – as Gabriel Celaya wrote, also in the 1950s – it might be part of a resistance movement that is both political and aesthetic.

What Do the Andalusian Artists of Today Feel and Think? This is the question that the curators and the 10 artists participating in the exhibition have asked themselves. All were born after 1980, all are either native Andalusians or live here. The question arises at a time of social and political change in which citizens are showing signs of awareness and may feel the need to play a leading role.

¿Qué sienten, qué piensan los artistas andaluces de ahora?

Vista de la instalación de Fuentesal&Arenillas (detalle)

 

All of the projects presented here were created especially for the exhibition. Julia Llerena (Seville, 1985) and Cristina Mejías (Jerez de la Frontera, 1986) use video as a medium to reflect on issues such as access to housing and comunication, which are presented here allegorically using the metaphors of the starry sky and the taming of horses, respectively. Using the internet, both Jose Iglesias Gª-Arenal (Madrid, 1991) and José Jurado (Córdoba, 1984) speak to us about the periphery in a collaborative work that gathers the opinions of the Andalusian community of artists. Another collaborative work is that of Daniel Silvo (Cádiz, 1982), who has transformed one of CAAC’s exhibition rooms into an atelier for another nine young artists. Meanwhile, Javier Artero (Melilla, 1989), Leonor Serrano Rivas (Málaga, 1986), Fuentesal&Arenillas (Huelva, 1986 and Cádiz, 1989) and Gloria Martín (Seville, 1980) have used the space in their own specific way. The first two have created a kind of stage on which the visitor produces the definitive action of the plays. Leonor relates more with the architecture of the place, while Artero raises the question of enmities with a video that shows fragments of events occurring on a seaside promenade. The installation of Fuentesal&Arenillas creates a dialogue with the physical, social and emotional surroundings in which the work is framed. Finally, Gloria Martín explores with her paintings the invisible storage spaces of this museum, half hidden memories of the vicissitudes of artistic policy in Andalusia.


Centro Andaluz de Arte Contemporáneo, CAAC Sevilla, 17.11.2016 – 19.03.2017

Artistas | artists: Javier Artero, Fuentesal&Arenillas, Jose Iglesias Gª-Arenal, José Jurado, Julia Llerena, Gloria Martín, Cristina Mejías, Leonor Serrano Rivas y Daniel Silvo

Comisarios: Ana Ballesteros, Luisa Espino, Alberto Figueroa y Raquel López

Imagen de portada: Cristina Mejías, Tro-tro, 2016. Video-instalación. © Fotos: Cortesía del CAAC, 2016

+ info: web CAAC 

Anuncios